Blog de Alberto Rodríguez Villarreal

Reflexiones desde mi geografía personal...

Porque hay mil motivos para opinar, expresar, compartir, aprender, luchar y por encima de todo vivir

#yomadina

Escrito por albertorv76 20-06-2014 en politica. Comentarios (0)

Hoy he tenido el privilegio y la suerte de conocer en persona a Eduardo Madina. Sin duda, un día emocionante porque desde hace tiempo predico que es mi candidato a la Secretaría General del PSOE. Madina con su “un militante un voto” ha conseguido recuperar una cierta ilusión en los militantes socialistas, esa masa de 200.000 personas que necesitaban algún gesto, por simbólico que fuera, para sentirse nuevamente importantes y empoderados. Madina lo planteó y Madina lo consiguió. Gracias a él, los otros candidatos también pueden recorrer España, agrupación por agrupación reclamando el voto particular de cada militante. Sin duda, un hecho sin precedentes…

No deja indiferente. Tiene opinión formada y fundamentada de todo. Y tiene una opinión nada dogmática, una opinión que es la suya e intenta presentar a todo aquel o aquella que la quiera oír. Tiene el don de la palabra. Habla de izquierda, de justicia social, de diálogo, de cultura, de productividad, de convivencia, de equipo sin complejos.

Tras esa apariencia de chico de provincias, con camisa remangada y mirada tristona, se aprecia una personalidad moderna, renovadora, fresca y llena de matices. Su comunicación no verbal es tan contundente como la verbal. Fija la mirada en el que le escucha, sonríe y establece una especie de complicidad seductora propia de un líder político de masas.

Pase lo que pase y gane quien gane en la consulta a la militancia, el candidato que salga ganador será mi Secretario General. Éso también lo tengo claro. Haber conocido a Madina ha supuesto para mi el cierre de un largo tiempo de reflexión personal sobre la idoneidad de su perfil para el proceso de renovación y nuevo liderago que necesita el PSOE. Casualmente nació en 1976, un par de meses antes que yo. Satisfecho y contento: #yomadina

Otras perspectivas: Eduardo Madina

Escrito por albertorv76 13-06-2014 en politica. Comentarios (0)


La foto de este post no es mia. La he extraído de la cuenta de Instagram de Eduardo Madina. La tituló "Otras perspectivas". Las personas que se ven son los numerosos periodistas que perseguían a Madina, durante la última conferencia política del PSOE, con el objetivo de extraerle alguna declaración, sabedores que empezaba a postularse como uno de los llamados a formar parte de la renovación de la secretaría general del Partido. En su día ya me gustó su gesto, el del hombre y el político, el gesto de no sentirse él el protagonista sino hacer protagonistas a los que tienen por oficio trasladarnos la información sobre la actualidad política. Y es que Madina se entiende bien con los medios, con la prensa, con las redes sociales, con la política 2.0... Si quieren, un gesto simbólico, pero al fin y al cabo, la vida es un itinerario lleno de gestos, y éste de Madina representa uno de esos que sorprenden por su naturalidad, frescura y espontaneidad.

En el post de esta semana no me extenderé más. Les recomiendo el post de Jose Antonio Donaire, publicado en su blog con el título "Pongamos que hablo de Madina" , donde se define claramente lo que simboliza Eduardo Madina (#yomadina)

Un cuento de reyes y princesas

Escrito por albertorv76 06-06-2014 en politica. Comentarios (0)

Soy republicano. Soy republicano porque no puedo ser otra cosa. Desde pequeño me explicaron que los reyes, las reinas, las princesas, los príncipes son cosa de cuentos infantiles y del celuloide. No entiendo que alguien sea Rey sólo por haber nacido en una dinastía de la cual, pueda recibir la herencia del trono. No lo entiendo, no lo acepto, y me gustaría que aquellos con los que me identifico políticamente, así lo manifestaran. No puede ser de otra manera. Si luchamos por una sociedad más justa e igualitaria, por los derechos y libertades de las familias de este país, no podemos encajar que haya una familia, la Real, que mantenga una serie de privilegios por el mero hecho de serlo…

Dicho esto, mucho me temo, que seguiremos teniendo Rey. Tampoco se acabará el mundo, es evidente. Lo que me preocupa en el fondo, es el movimiento oculto que hay en toda esta historia para mantener “lo establecido”, por mantener aquello que se interpreta como “políticamente correcto”, lanzar una cortina de humo y decir claramente que “es el mal menor”… Claramente, puede que sea el mal menor ya que el nuevo Rey no garantiza nuevos puestos de trabajo, ni el blindaje de los servicios públicos básicos, ni la igualdad (el Rey no es igual al resto porque tiene privilegios), ni siquiera el ajuste territorial de una España que está apuntalada y que requiere una rehabilitación de su estructura si queremos que no acabe derrumbándose.

Tendremos nuevo Rey. Casado con una plebeya, la verdadera Princesa del Pueblo, la del cuento que me contaban de niño… Un Rey que también hablará catalán, vasco y gallego. Que se moverá entre la juventud y el voluntariado, que le interesará la innovación y el desarrollo… Conllevará una nueva modificación de la Constitución para permitir que en un futuro una fémina de su dinastía pueda seguir siendo la Reina. Tal vez se esté pensando en dar un paso más allá, y que el Rey actúe como impulsor de la 3ª vía en todo el proceso España-Cataluña… no sé, creo, pero “creo-creo”, el tiempo va pasando, los acontecimientos van sucediendo y mucha gente vuelve a salir a la calle pidiendo algo que no parece estar en la agenda política.

Esperaremos a que nuestra tozuda realidad tenga unos cuantos retoques estéticos y cosméticos, porque por encima de todo se trata de aparentar que somos guapos y listos (y el que pueda rico), y parecernos un poquito a la modélica familia del nuevo Rey… en el imaginario colectivo algo quedó de esos cuentos infantiles de reyes y princesas y la sociedad está muy dividida entre los que piden la República y los que piden tener un personaje modélico que les sirva de referente, un garante de lo convencional, normal y aceptado. Eso es un Rey en el s.XXI, nada más que eso.

En estos días me he hecho la siguiente pregunta: si hipotéticamente acabáramos en una III República, y Felipe de Borbón se presentara como candidato a la Presidencia, ¿no creen que tal vez ganaría las elecciones?

Los socialistas también PODEMOS

Escrito por albertorv76 27-05-2014 en politica. Comentarios (0)


Tras las elecciones al Parlamento Europeo del pasado domingo, se abre un espacio de reflexión obligada para el partido socialista, tanto para el PSC como para el PSOE. Es evidente que el partido socialista ha perdido la centralidad de la izquierda. La historia reciente de desencanto, desencuentro y alejamiento con la sociedad han llevado a los socialistas a sus peores resultado electorales de la democracia... podemos mirar hacia otro lado, pero debemos ahondar en las causas de esta situación si lo que se pretende es construir un nuevo proyecto que reconecte con la gente, aquí y allí.

Difícilmente podremos dar ejemplo de apertura a la sociedad y proponer un gran pacto social (imprescindible con la actual coyuntura) si el partido socialista no se abre a sí mismo y es capaz de pactar e integrar a las diferentes sensibilidades internas. Yo tengo una posición muy clara en este sentido, radical e incluso aplaudiría decisiones radicales, pero creo que no es la solución, la gente no nos quiere divididos y enfrentados entre nosotros. Cada minuto que perdemos en cuestiones internas, es un minuto que dejamos de ser útiles para la sociedad. Lección aprendida. Tengo una sensibilidad propia, la mía, pero entiendo que hay otras y lo que nos debe unir es la creencia en una sociedad más justa e igualitaria.

Hoy, el discurso de la izquierda es más vigente que nunca. Ha de ser el de reconstruir derechos, reconquistar libertades y realcanzar la justicia y equilibrio sociales, que en los últimos años, la derecha ha deconstruido. En ese camino los socialistas no estamos solos. Hay otros que también caminan por él e incluso nos han adelantado…

Soluciones hay. Las soluciones son políticas y es ahí donde la política (que es más que los políticos y los partidos) debe arriesgar, tener coraje, amplitud de miras, ser generosa, porque se trata de alcanzar un gran pacto, puntos de acuerdo en los partidos de izquierda. El partido socialista no ha conectado con los movimientos ciudadanos, es evidente. Han conectado otros que han mostrado más frescura, sensibilidad y simpatía para con esos movimientos. Pero el partido socialista ha de acercarse, buscar puntos de encuentro (que los hay), que le permitan virar de nuevo hacia la izquierda, a la que nunca abandonó del todo, pero sí filtreó con postulados de la derecha.

Imagino un partido socialista generoso y amplio. Que incorpore la diferencia. Que no tamice y homogenice a su gente. Un partido atento a los movimientos ciudadanos. Que asuma el derecho a decidir para que cada uno decida lo que quiera. Un partido con futuro que no renuncia a su historia pero que no pretende vivir de ella… Un partido con caras nuevas. Un partido austero y eficaz.

Los socialistas se han refundado en diversas ocasiones. Tal vez el momento actual derivará en una especie de refundación. Sólo si queremos PODEMOS (incluso debemos)


Inicio de un viaje virtual...

Escrito por albertorv76 23-05-2014 en bienvenida. Comentarios (0)

Paseando por el corazón de Europa

Abro este blog con la única intención de compartir mis reflexiones con todas aquellas personas que quieran acercarse a ellas. Inicio un camino con unos pasos modestos, pero que espero me lleven a experimentar nuevas sensaciones y sobre todo, aprender, aprender nuevas cosas e intentar que algo quede... la foto con la que abro este viaje es de la Grand Place de Bruselas, la capital de Europa, esa Europa que necesita girar a la izquierda para volver a ser querida por todos nosotros. Los pasos anónimos de alguien que se cruzó con mi mirada aquella noche de junio de 2013 sólo pretenden ilustrar de qué va ésto... los adoquines, la perspectiva y la profundidad de campo, son si queréis una metáfora de mi pensamiento y mi ideología. A aquellos y aquellas que queráis viajar conmigo: ¡¡¡bienvenidos y bienvenidas!!!