Blog de Alberto Rodríguez Villarreal

Respuestas...


Ahora sí, ya es oficialmente otoño, y de momento mis previsiones sobre las condiciones meteorológicas del mismo no van bien encaminadas... no hace calor, llueve casi a diario y el ambiente es fresco y gris. Vamos, que la respuesta de los primeros días de este otoño está siendo de manual. Está claro que siempre se me dio mejor la geografía humana...

En lo que creo sí que sigo teniendo un puntito de razón, en relación al post anterior de este blog, aunque el mérito no sea mío, es en la afirmación que este otoño es un pelín diferente por la situación política y por las respuestas que se está dando a la misma. Vayamos repasando.

Mariano Rajoy da marcha atrás y aparca la contrareforma de la ley del aborto, la conocida como Ley Gallardón. Gallardón cae del gobierno, y responde con su retirada de la vida política, a la que ha dedicado los últimos 30 años de su vida. El tacticismo electoral del Partido Popular se lleva por delante a aquel que fue fiel a los principios doctrinales del Partido y de la caverna que representa… Gallardón, con su ley, que es la ley del Gobierno, la ley de la Iglesia, de la derecha más conservadora, quiso agradar a los suyos, que nunca pensaron que era de los suyos. Recordemos que hace poco más de 2 años, Gallardón era el “progre” del PP, el amable, el moderado, el empático, incluso el simpático, el que se llevaba bien con los medios de comunicación… Quiso demostrar a los suyos que sí era de ellos, como lo fue su padre, pero se pasó tanto de frenada, que los suyos, le pararon los pies para no romper un consenso social que nunca les preocupó. Un tío leal donde los haya, Alberto Ruiz Gallardón, y una respuesta, la de su partido, que también rompe con su sector más reaccionario. Éste ha sido un mal negocio para Rajoy. Ha conseguido enfadar a todo el mundo...

En Catalunya ya tenemos Llei de Consultes. Gallardón dejó escrito antes de irse, el recurso de inconstitucionalidad de la misma. En cuanto Artur Mas mueva su ficha, el Gobierno de España moverá la suya, no para pactar nada, sino para intentar aplacar de manera casi numantina, las ansias independentistas de una parte de los catalanes. Y se conseguirá dividir, aún más, a la sociedad catalana. De verdad, se me escapan las posibles respuestas tras el 9N, aún habiendo leído artículos y opiniones de todo tipo, que pronostican escenarios diversos. En este tema, evidentemente, el NO de Escocia, supone un cierto respiro para unos, pero para los otros lo importante es que los escoceses pudieron votar. No se ha resuelto nada, hoy los escoceses están más divididos, pero pudieron votar. Lo que está claro es que el no por respuesta de Madrid, es la no respuesta a esta cuestión. Mal si seguimos por aquí.

Y en medio de todo esto, el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez Castejón, va incrementando notablemente su notoriedad pública, apareciendo en programas televisivos de máxima audiencia, y predicando que España necesita un nuevo pacto constitucional, que permita reencajar las piezas del mapa, dando una respuesta al problema catalán, que no olvidemos, es un problema español. En este momento la propuesta de Sánchez Castejón no tiene muchos seguidores (fuera de las filas socialistas) porque las posturas están extremadamente radicalizadas, aquí y allí. En el futuro, es posible que la respuesta del nuevo líder socialista deba ser considerada. Lo dice Duran Lleida: “el PSOE tiene una respuesta”. 

Como en la foto que encabeza este post, hay miles de personas esperando respuestas. Veremos.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: